5 cosas que NO puedes hacer con las acuarelas (o casi)

acuarela de mar y gaviota

Las acuarelas son una técnica artística maravillosa y versátil, pero también tienen sus particularidades y limitaciones. A diferencia del óleo o el acrílico, las acuarelas requieren un enfoque distinto y un conocimiento específico de lo que no se puede hacer con este medio.

Una de las diferencias m√°s notables es el uso del color blanco.

En este artículo, exploraremos esta y otras limitaciones que definen el mundo de las acuarelas.

1. No puedes usar el color blanco para crear opacidad

A diferencia del óleo y el acrílico, donde se puede mezclar blanco para obtener tonos más claros y opacos, en las acuarelas el color blanco prácticamente no se utiliza de la misma manera. En lugar de agregar blanco para aclarar los colores, se emplea la transparencia del pigmento sobre el papel blanco para crear áreas de luz y brillo.

En esta obra mixta que acompa√Īa el art√≠culo de Martina Bulkov√° podr√°s observar que las olas son pinceladas de acr√≠lico mientras que la gaviota o las transparencias del cielo aprovechan el blanco del lienzo para obtener los distintos contrastes.

Aquí puedes observar de manera significativa la diferencia entre lo que puedes hacer con la acuarela y lo que no.

El papel como fuente de luz

El papel blanco act√ļa como la fuente de luz en una pintura de acuarela. Los artistas deben planificar cuidadosamente sus obras para dejar √°reas en blanco que representen las luces m√°s brillantes.

Esto requiere una técnica llamada "reservado" o "enmascarado", donde se evita pintar sobre ciertas áreas para mantener el blanco del papel intacto.

También puedes pintar o usar una técnica denominada acuarela en negativo, tal y como la explica Luigi Martínez en domestika.

2. No puedes corregir errores f√°cilmente

En las acuarelas, los errores pueden ser difíciles de corregir. A diferencia del óleo o el acrílico, donde se pueden pintar capas opacas sobre errores para ocultarlos, las acuarelas son más difíciles de manipular una vez aplicadas.

La transparencia del medio significa que cualquier intento de cubrir un error suele resultar en una mezcla embarrada y poco atractiva.

Planificación y precisión

Debido a esta limitación, la planificación y la precisión son esenciales. Muchos artistas de acuarela hacen bocetos preliminares detallados y utilizan técnicas de enmascaramiento para proteger áreas del papel que deben permanecer blancas.

Con los a√Īos y el desarrollo de una mejor habilidad puede que no te haga falta enmascarar porque en tu planificaci√≥n ya sabes qu√© pintar y qu√© no, sin embargo seguir√° siendo necesario especialmente cuando quieres √°reas precisas sin pintura con √°ngulos y l√≠neas rectas.

3. No puedes lograr la misma textura gruesa y opaca

Las acuarelas, por su naturaleza, son transparentes y ligeras. No permiten la creación de texturas gruesas y opacas que se pueden lograr con el óleo o el acrílico.

Las capas de acuarela se aplican finamente y se mezclan con el agua, lo que da como resultado una apariencia suave y etérea.

La mayor parte de sus t√©cnicas se basan en las aguadas, lavados o veladuras. Es decir, pintura disuelta en agua que se extiende y se mezcla, por as√≠ decirlo, con el blanco previo del papel o lienzo. La superposici√≥n de capas trasl√ļcidas cambian la tonalidad del color creando interesantes efectos sobre el papel.

Pero el blanco siempre está ahí, debajo de todo. El reflejo de la luz en el papel a través de esas capas es lo que crea el efecto en conjunto de la obra al visualizarla.

Uso de técnicas alternativas

Para a√Īadir textura, los acuarelistas utilizan t√©cnicas como salpicaduras, esponjados y raspados, pero estas no crean la misma sensaci√≥n tridimensional que las t√©cnicas de empaste en √≥leo o acr√≠lico.

Es decir, al final para obtener ciertos acabados el o la acuarelista debe recurrir a subterfugios y trucos para simular el mismo efecto que las pinturas opacas.

Las pinturas opacas como los acrílicos, óleos o pasteles no permiten que la luz llegue al lienzo del fondo. La luz se refleja directamente sobre el pigmento y éste es el que debe aportar la sensación pretendida al color.

4. No puedes controlar completamente el flujo del agua

La acuarela es un medio que a menudo tiene mente propia debido a su interacción con el agua. Mientras que los artistas pueden guiar y influir en el flujo de la pintura, no tienen un control absoluto sobre cómo se esparcirá el pigmento.

Posiblemente esta es la mayor fuente de frustración al desarrollar una técnica de acuarela.

Aceptación y adaptación

Parte del encanto y desaf√≠o de la acuarela es aprender a aceptar y adaptarse a los efectos inesperados del agua. Este aspecto puede ser frustrante para aquellos acostumbrados al control total, pero tambi√©n puede conducir a descubrimientos creativos y √ļnicos.

Si te gusta la precisión quizás la acuarela no sea la técnica que necesitas. Eso no quita que no puedas trabajar el realismo. Muchos artistas se enfrentan al desafío de crear obras de este estilo con acuarelas.

Pero es como cuando alguien quiere usar un F√≥rmula 1 para circular por pistas de todo terreno. ¡Lo vas a tener muy dif√≠cil! Las acuarelas est√°n pensadas para crear obras que te hagan so√Īar, no solo observar y ver el objeto representado.

5. No puedes obtener colores tan intensos y saturados

Aunque las acuarelas pueden ser vibrantes, no siempre alcanzan el mismo nivel de saturación que los óleos o acrílicos, especialmente en aplicaciones de una sola capa. La naturaleza transparente del medio significa que los colores tienden a ser más suaves y luminosos.

En no pocas ocasiones nuestro empecinamiento por obtener colores muy intensos al estilo de los óleos, acrílicos o pasteles nos lleva a destruir la obra por sobrecarga de pintura y agua.

Las acuarelas no funcionan así. Insistimos.

Capas y paciencia

Para obtener colores m√°s intensos, los artistas de acuarela deben aplicar m√ļltiples capas, dejando secar cada una antes de aplicar la siguiente. Este proceso requiere paciencia y planificaci√≥n, pero puede resultar en una profundidad y riqueza √ļnicas.

Para pintar con acuarela necesitas ver el objetivo antes de alcanzarlo. Debes imaginarlo antes de pintarlo, antes de que el pincel toque el papel. Y debes imaginar ese objetivo como un proceso, desgranando cada paso para saber cómo alcanzar la obra pretendida.

Pero no todo est√° perdido: practicar y practicar

Las acuarelas, con todas sus limitaciones, ofrecen una belleza √ļnica que otros medios no pueden igualar. La incapacidad de usar el color blanco de manera convencional, la dificultad para corregir errores, la falta de textura gruesa, el control limitado sobre el flujo del agua y la menor saturaci√≥n de color son aspectos que definen el arte de la acuarela.

Comprender y abrazar estas limitaciones permite a los artistas aprovechar al m√°ximo este medio encantador, creando obras que brillan con luz propia y capturan la esencia de la transparencia y la fluidez.

Imagen y obra de Martina Bulkov√° en Pixabay.

Comentarios